icon menu
icon subir

Gestión integral / Pacto por el aire



PACTO POR EL AIRE, FIRMADO PÚBLICAMENTE EN OCTUBRE DE 2007


reporte partículas suspendidas totales (PST)

Basado en la valoración de partículas suspendidas totales (PST), que reportaba concentraciones superiores a los 100 µg/m3.

Meta Reducir 10% de contaminantes atmosféricos

Meta: Reducir el 10% de contaminantes atmosféricos en aire del Valle de Aburrá, en un periodo de 5 años.

Firmantes

Firmantes: Área Metropolitana Valle de Aburrá, Alcaldes Municipales y demás autoridades territoriales; Ecopetrol, Sector Privado: Industria, y Construcción. Ministerio de Ambiente. Ministerio de Transporte. ONGs; Instituciones académicas y científicas; comunidad.



SUMÉMONOS A LA SOLUCIÓN, NO A LA CONTAMINACIÓN


El 10 de octubre de 2007 se firmó el Pacto por la calidad del aire liderado por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, mediante el cual se formalizó el compromiso de actores públicos y privados de enfrentar conjuntamente el complejo problema de contaminación atmosférica que padece la región metropolitana. El interés mostrado por los diferentes actores, al adherirse al Pacto, representó el compromiso por resolver este importante problema que afecta la salud de la población y su calidad de vida.

La meta del Pacto por la calidad del aire en el año 2007 era reducir el 10%, los contaminantes atmosféricos en la región metropolitana, en un periodo de 5 años. Con la declaratoria del Valle de Aburrá como área fuente de contaminación y la adopción del Plan de Descontaminación del aire mediante Acuerdo Metropolitano 08 de 2011, se dio énfasis al material particulado menor de 2.5 micras (PM2.5) en consideración a que dicho parámetro, es el contaminante más crítico de esta región, estableciéndose como meta al 2015, el cumplimiento de la norma nacional, es decir, 25 ug/m3. El promedio anual de PM2.5 en el año 2015, en casi todos los sitios de monitoreo, fue superior a la meta propuesta.

Estos resultados, permitieron al Área Metropolitana del Valle de Aburrá reafirmar que el problema de calidad del aire requería de un manejo integral, que involucrara además del control sobre las fuentes de emisión, estrategias de ordenamiento territorial, mejoramiento de la movilidad, incremento de la cobertura forestal, motivación hacia programas de autogestión, educación y sensibilización a actores, así como la profundización en el conocimiento específico del problema.

De acuerdo con lo anterior, el AMVA ha puesto en implementación nuevos instrumentos a través de la estrategia del Sistema de Información de Alertas Temprana de Medellín y del Valle de Aburrá (SIATA), que permitieron fortalecer el conocimiento de la dinámica atmosférica del Valle de Aburrá. Adicionalmente, estudios recientes sobre los tipos y cantidades de emisiones, por fuentes y regiones del Valle de Aburrá permiten tener una mayor claridad sobre las acciones a implementar.

Los anteriores avances obligaron a hacer la revisión del plan de descontaminación adoptado y a definir nuevas medidas para reducir la contaminación del aire en esta región.
Fue necesario además fortalecer la comunicación pública y la participación efectiva de diferentes actores sociales en la definición de acciones de mejoramiento de la calidad del aire, lo cual requiere además de procedimientos y reglas claras, para lo cual se debe identificar, discutir y adoptar por los diferentes actores, un marco de indicadores que permitan hacer seguimiento al cumplimiento de los compromisos y a la efectividad de las medidas propuestas.

La reafirmación del Pacto, es el compromiso decidido de los diferentes actores sociales, en lograr los objetivos y metas planteados en el Plan Integral de Gestión de la Calidad del aire del Valle de Aburrá -PIGECA.

Conscientes de la problemática de la contaminación atmosférica que impacta negativamente la vida en el Valle de Aburrá, y reconociendo públicamente la imperiosa necesidad y pertinencia de una gestión colectiva de todos los sectores de la metrópoli antioqueña para afrontar y asumir medidas permanentes y continuadas que conlleven al mejoramiento de la calidad del aire en nuestros territorios, los firmantes de este pacto nos comprometemos decididamente a emprender acciones y aportar resultados frente al propósito común de:


Mejorar progresivamente la calidad del aire del Área Metropolitana del Valle de Aburrá para salvaguardar la salud pública y proteger el ambiente, así como para elevar el bienestar social y propiciar un desarrollo metropolitano sostenible.


Para concretar tal aspiración colectiva, ética y política, los firmantes de este pacto nos comprometemos a implementar las acciones personales, comunitarias, sociales, institucionales, empresariales, municipales, departamentales y nacionales, desarrolladas en detalle en el Plan Integral de Gestión de la Calidad del Aire (Pigeca), para el logro de los siguientes objetivos y metas:


  • 1. Fortalecimiento, generación y aprovechamiento del conocimiento científico y la tecnología.


    Fomentar el desarrollo y aprovechamiento del conocimiento científico como base para la comprensión y entendimiento de la problemática de la contaminación del aire, así como para el desarrollo e implementación de estrategias efectivas y de alto impacto para enfrentarla; en particular, fortalecer el acceso de toda la población a información oportuna, confiable y comprensible sobre la calidad del aire, además de sus causas y efectos.


  • 2. Planeación metropolitana del ordenamiento territorial (PEMOT).


    Complementar, dirigir, fortalecer y articular los instrumentos de planificación y ordenamiento territorial, profundizando criterios aplicables a todos los sectores de la economía que aceleren el tránsito hacia un desarrollo compacto, sostenible y de bajas emisiones, el cual sea propicio para ampliar el acceso de todos los habitantes del Valle de Aburrá a la ciudad metropolitana.


  • 3. Reducir el impacto ambiental de los viajes motorizados y promover un modelo de movilidad más eficiente.


    Mejorar el sistema de movilidad urbana hacia modos sostenibles; elevando la calidad, cobertura y eficiencia del sistema de transporte urbano; y modernizando el parque vehicular con tecnologías cero o bajas emisiones y energéticos que satisfagan estándares de emisión cada vez más estrictos. Incentivar el teletrabajo y los servicios de información que eviten el desplazamiento, así como los horarios flexibles y escalonados.


  • 4. Transformar el modelo de movilidad hacia la promoción y priorización de modos de transporte de bajas emisiones.


    Lograr que la bicicleta se consolide como un medio de transporte con alta cobertura, seguro e incluyente, además de que caminar sea la primera y más segura alternativa de desplazamiento en distancias cortas, articulándolos con los demás modos de transporte, mediante el despliegue de la infraestructura, el mobiliario urbano, las condiciones operacionales necesarias.


  • 5. Industria sostenible, competitiva y productiva.


    Impulsar un desarrollo bajo en emisiones de la industria y los servicios, a través del fortalecimiento de la efectividad y alcance de los programas de prevención y control de la contaminación atmosférica, y mejora de la eficiencia energética, elevando el desempeño ambiental, la productividad y la competitividad.


  • 6. Incremento de espacios verdes y arbolado urbano, y protección de ecosistemas regionales.


    Proteger los ecosistemas estratégicos de la región, así como incrementar los espacios verdes; incluidos los techos verdes y el bosque urbano, en articulación con programas e instituciones que trasciendan el ámbito urbano metropolitano.


  • 7. Efectividad y cobertura en el control y sanciones a agentes contaminantes.


    Elevar la efectividad y cobertura en el control y sanciones a agentes contaminantes, cuyas acciones afecten negativamente la planeación y ordenamiento del territorio, por parte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, fortaleciendo además la articulación con las demás autoridades en distintos órdenes del Estado, especialmente las ambientales; de tránsito y policía; y desarrollo urbano, entre otras.


  • 8. Atención oportuna y eficaz a episodios críticos de contaminación del aire.


    Prevenir eficazmente los efectos en la salud de la población por la calidad del aire, atendiendo de forma adecuada, oportuna y eficaz los episodios de contaminación del aire.


  • 9. Protección y transformación de zonas sensibles a la contaminación (Zonas de Bajas Emisiones).


    Reducir la población expuesta a los efectos de las emisiones contaminantes producidas en buena parte por la circulación de vehículos a motor, mediante el uso de tecnologías y energéticos limpios de ultra bajas o cero emisiones, fomentando la circulación peatonal y en medios de transporte no contaminantes y establecer restricciones de circulación a los vehículos más contaminantes en las zonas centrales y más sensibles al alto tráfico.


  • 10. Sistema de cargas y beneficios a agentes en función de su aporte positivo o negativo a la calidad del aire.


    Establecer un sistema de instrumentos económicos aplicables a agentes contaminantes, que motiven a individuos y organizaciones a prevenir y reducir emisiones al aire, mediante el fomento y estímulo a la utilización de modos de transporte sostenible que utilicen tecnologías y energéticos limpios de ultra bajas o cero emisiones; la adopción de buenas prácticas de producción y de consumo, mejoramiento de procesos e instalación de sistemas de prevención y control de emisiones, entre otras acciones. Y, por otra parte, desestimulando y estableciendo sanciones y gravámenes a ciudadanos y empresas que utilicen medios de transporte de altas emisiones e industrias que no disminuyan sus emisiones o que estén por encima de los límites establecidos.




Hacia el logro de estos objetivos, el Pigeca establece bases para el diálogo y la articulación entre los tres órdenes de gobierno, entidades del sector privado, organizaciones de la sociedad civil, la academia y la ciudadanía metropolitana, que conlleven a una exitosa implementación participativa y corresponsable de políticas, programas y proyectos de corto, mediano y largo plazo, a través de esfuerzos colaborativos multisectoriales y multidisciplinarios.


A través del Pigeca se determinan metas específicas de concentración en el aire para PM2.5 (Material particulado menor a 2.5 micras), PM10 (Material particulado menor a 10 micras) y O3 (Ozono),que constituyen la principal problemática de contaminación del aire para el Valle de Aburrá. Estas metas están definidas con base a los patrones de comportamiento histórico de los contaminantes mencionados, los objetivos intermedios establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el alcance de las medidas identificadas, evaluadas y priorizadas para los años 2019, 2023, 2027 y 2030, como se presente a continuación:



METAS INTERMEDIAS DE CONCENTRACIÓN PARA PM2.5, PM10 Y O3


metas intermedias pm2.5 pm10 o3

Además, asumimos con nuestra firma el compromiso de adelantar acciones transversales esenciales para la comprensión del problema, así como para la apropiación de las alternativas de solución pactadas, que tienen que ver con la necesaria articulación y corresponsabilidad, el seguimiento, evaluación y control para ajustes en la implementación del Pigeca, la comunicación, pedagogía y participación en torno a la aplicación de medidas pactadas, y la cooperación que posibilite la consecución de recursos que viabilicen el desarrollo de las acciones pertinentes.


Estos propósitos transversales, incluidos también en el PIGECA, cruzan horizontal y verticalmente todas las dimensiones del plan, por su carácter estructural. En ese sentido, se configuran como los ejes estructurantes que garantizan la sostenibilidad y el seguimiento a las acciones. Dado lo anterior se debe propender porque esa transversalidad garantice el enfoque de la participación, las sinergias y el diálogo entre todos los actores y sectores, de tal modo que los asuntos transversales permeen todas las medidas en todas las líneas estratégicas del plan.


Para constancia, registro y conocimiento ciudadano, se comprometen las voluntades de los actores metropolitanos que suscriben este Pacto a través de la firma de sus representantes, dada en Medellín (Valle de Aburrá, Antioquia – Colombia), el (día) de (mes) de 2017.